miércoles, 22 de marzo de 2017

Laberinto








Mariaje López

Gracias por cada vez que me dices algo antes de irte. Gracias por tu tiempo, y si además compartes, me ayudas a avanzar.


Licencia Creative Commons Tu  escritora personal por Mariaje  López se encuentra bajo una Licencia  Creative Commons Atribución-NoComercial-

jueves, 16 de marzo de 2017

Semillas







Mariaje López

Gracias por cada vez que me dices algo antes de irte. Gracias por tu tiempo, y si además compartes, me ayudas a avanzar.


Licencia Creative Commons Tu  escritora personal por Mariaje  López se encuentra bajo una Licencia  Creative Commons Atribución-NoComercial-

miércoles, 15 de marzo de 2017

lunes, 13 de marzo de 2017

miércoles, 1 de marzo de 2017

Afectos y desafectos




Esa persona no te quiere en su círculo. Puede que no tenga más remedio que admitirte, pero no le agrada y lo sabes. Has intentado acercarte, y no pudiste o no supiste hacerlo. 

Relájate. 

Esa persona tiene derecho a elegir lo que prefiere ver de ti, y ha elegido fijarse en tu lado oscuro. Sabes que existe, o eso espero. Igual que en ella, naturalmente. Hasta puede que le hayas dado motivos para verte así. O puede que no. No somos muy hábiles para interpretar las particularidades ajenas. A ti te ocurre eso mismo con otros, no lo niegues. 

Si no te quiere, no insistas, no fuerces los afectos. No está en tu mano. Dudo mucho que dependa de ninguno de los dos. Los afectos son caprichosos, y no obedecen a la justicia ni a la lógica. ¿Necesitas pruebas? Claro que no, están por todas partes. 

No cierres la puerta, pero deja de empeñarte en conseguir lo improbable. Mira hacia el otro lado, donde están los otros; los que sí te quieren son muchos más. Céntrate en ellos y disfrútalos, pues son quienes deben poblar tus pensamientos. Ellos enriquecerán tu vida. 

Así te darás cuenta de lo afortunado que eres.  

Mariaje López


lunes, 20 de febrero de 2017

Tentáculos







Mariaje López

Gracias por cada vez que me dices algo antes de irte. Gracias por tu tiempo, y si además compartes, me ayudas a avanzar.


Licencia Creative Commons Tu  escritora personal por Mariaje  López se encuentra bajo una Licencia  Creative Commons Atribución-NoComercial-

martes, 14 de febrero de 2017

Una pregunta







Mariaje López

Gracias por cada vez que me dices algo antes de irte. Gracias por tu tiempo, y si además compartes, me ayudas a avanzar.


Licencia Creative Commons Tu  escritora personal por Mariaje  López se encuentra bajo una Licencia  Creative Commons Atribución-NoComercial-

martes, 7 de febrero de 2017

Reportaje fotográfico de Librería Elkar. Por Darío Relloso.



 Librería Elkar, Bilbao - 3/2/2017
Muchas gracias Darío, por tu espléndido trabajo.


lunes, 6 de febrero de 2017

Crónica de Beatricia en Bilbao




Allá que nos fuimos. Merilio y los demás iban en mi maleta, que para eso es mágica, y servidora con ella a la estación de Chamartín, donde subiría en un Alvia con destino a Euskadi. Al cabo de seis horas ya estaba almorzando en el popular café La Granja, en la Plaza Circular, con Salvador Robles y Cristina Benavent, anfitriones exquisitos que hicieron de mi breve estancia en mi ciudad natal algo inolvidable. 

lunes, 23 de enero de 2017

El silencio de Auschwitz.


Cuando nos vayamos y el museo cierre, quedará el silencio.

Escuché decir que en Auschwitz y en el inmenso Birkenau todavía el aire huele a cenizas. Yo no lo percibí, quizá porque a veinte grados bajo cero el olfato se adormece. Mucha nieve, placas de hielo y unos cuantos turistas. Escarchado el aliento entre la bufanda del guía. 

Cruzar la puerta de Auschwitz bajo ese letrero infame: ARBEIT MACHT FREI, "El trabajo libera", para después recordar el estribillo que los guardianes del campo habían escuchado a Himmler: "De aquí solo se sale por las chimeneas". 




Pero si impresiona Auschwitz, Birkenau sacude. Quizá porque es tan grande como nuestra vergüenza, y las ruinas de lo indescriptible están prácticamente sin tocar. Aquí las vías de los ataúdes —¿podrían llamarse de otra forma esos trenes?— penetran hasta dentro reptando, como ofidios siniestros, calcinados y hambrientos.